El rey Midas fue el rey de Macedonia. Le gustaba disfrutar de la buena vida.
Un día un jardinero le dijo que había un borracho en la rosaleda. El rey Midas mandó al jardinero que se lo llevaría ante él. El borracho era Silenio.

Silenio fue con Dionisio de viaje a la India. Cuando vinieron tenían muchas anécdotas para contarle al rey. Ellos estuvieron cinco días contándoles sus anécdotas sobre todo lo que vieron en la India. Cuando terminaron de contárselo el rey Midas le mando que se llevara al borracho sano con Dionisio.

Entonces cuando se llevo al borracho. Dionisio le dijo al rey Midas que le pediría lo que quisiera y él se lo concediria. El rey Midas quería tener el poder de convertir todo lo que tocase en oro. Dionisio se lo concedió. Al principio era divertido pero luego no. Porque el rey Midas toco a su hija y la convirtió en oro. Luego le pidió a Dionisio que le quitara el hechizo porque como toco su comida y su bebida las convirtió en oro y sino se moriría de hambre.

Dionisio se reía y le dijo que se lavara las manos para quitarse el hechizo. Pero le mandó al río Pactalus que está situado en Firia. Las arenas de aquel río siguen siendo doradas.
Entonces Dionisio le devolvió al rey Midas su hija.
external image midas2.jpg

http://www.youtube.com/watch?v=odjSsw3S3lc